trucos blogger

martes, 11 de junio de 2013

Günther Prien - Korvettenkapitän

Nacido en Osterfeld (Alemania) el 16 de enero de 1908, en 1923, con 15 años, ingresó en la academia naval de Hamburgo, donde se graduó en náutica, comenzando seguidamente a trabajar en la marina mercante. Las prácticas navales las había realizado en un buque escuela de vela, el “Hamburg”.
En 1929 superó el examen de piloto naval y tres años después obtenía el preciado diploma de capitán de buque. Con los años de la Gran Depresión, tuvo que abandonar la marina mercante, ingresando en enero de 1931 en la Reichsmarine como simple marinero, sirviendo durante un año en el crucero ligero Königsberg.

En marzo de 1933 fue ascendido a alférez de fragata y en el mes de octubre de 1935 fue transferido a la nueva fuerza submarina (U-Bootwaffe).
El 1 de enero de 1937 es promovido a teniente de navío (Oberleutnant zur See) mientras servía en el U-26 al mando del comandante Hartmann, el mismo sumergible que patrullaría las aguas españolas durante la Guerra Civil Española en el año 1938.
El 17 de diciembre de 1938 tomó el mando del U-47, un submarino de la clase VII-B.
El 1 de febrero de 1939 es ascendido a capitán (Kapitänleutnant).
El 25 de septiembre de 1939 recibió la Cruz de Hierro de 2ª Clase, una de las más preciadas condecoraciones.

 A finales de 1939, el almirante Karl Dönitz le recomendó para llevar a cabo la “Operación Baldur” que consistiría en adentrarse en la principal base de la escuadra inglesa y efectuar un ataque produciendo el máximo daño a los navíos anclados.
El ataque a Scapa Flow se efectuó el 14 de octubre de 1939 hundiendo al acorazado británico HMS Royal Oak y dañando al transporte HMS Pegasus.
A su regreso a Alemania, el 17 de octubre de 1939 fue recibido por Adolf Hitler en la Cancillería de Berlín, recibiendo de manos del propio Führer la Cruz de Hierro de 1ª Clase en mérito a su hazaña.
 En los meses que siguieron, el capitán Prien demostró que su heroica hazaña no había sido fruto de la suerte, convirtiéndose en uno de los mejores comandantes de submarino de la Kriegsmarine. En su sexta patrulla en el Atlántico hundió ocho barcos con un total de 51.483 toneladas.
Prien fue un comandante muy osado, descubriendo el primero los convoyes aliados antes que sus camaradas, a los que seguía mientras informaba de su posición para dirigir a otros sumergibles antes del ataque.
Debido a su valía militar y propagandística, el almirante Karl Dönitz sugirió a Prien que debía abandonar el frente y dedicarse a instruir a las nuevas dotaciones, pero aquél le respondió negativamente, permaneciendo siempre en primera línea de combate. Durante la décima patrulla que efectuó desde la base francesa de St. Nazaire, atacó al convoy OB-290 (el 20 de febrero de 1941), hundiendo cuatro barcos con un total de 16.310 toneladas.
El 1 de marzo de 1941, mientras se encontraba navegando por el océano Atlántico, fue ascendido al empleo de capitán de corbeta (Korvettenkapitän). Radió su último mensaje el 7 de marzo antes de ser dado como desaparecido.
 Respecto al hundimiento del U-47 hay dos versiones: una (la que se acepta como hecho histórico) que supone que en la noche del 7 de marzo de 1941, el destructor británico HMS Wolverine lo hundió con cargas de profundidad mientras atacaba a un convoy en superficie y se vio obligado a sumergirse.
HMS Royal OakLa otra versión afirma que el destructor británico HMS Wolverine en realidad estuvo atacando al submarino UA de Eckermann, que debió retirarse con daños serios, y especula que el propio U-47 de Prien fue alcanzado por uno de sus torpedos al fallar el sistema de guía y navegar aquél en círculos.
Fuese de una forma o de la otra, el U-47 dejó de transmitir, llevándose al fondo del océano a Prien y a sus 45 tripulantes.
Günther Prien realizó 12 singladuras (10 de ellas patrullas de guerra), totalizando 225 días de mar y hundiendo 30 buques que sumaban 162.769 toneladas, además de dañar otros 8 con 62.751 toneladas. Su mayor éxito fue hundir el acorazado británico HMS Royal Oak, de 29.150 toneladas dentro de la base de Scapa Flow.



No hay comentarios:

Publicar un comentario