trucos blogger

martes, 11 de agosto de 2009

El U-977 en Mar del Plata

El U-977, submarino alemán del Tipo VIIC, fue construido por la empresa Blohm & Voss de Hamburgo, y botado en la ciudad de Kiel el 24 de julio de 1942.
Desde el 6 de mayo de 1943 hasta marzo de 1945 estuvo al mando del Kapitanleutnant Hans Leilich, a quien sustituyó en el cargo el Oberleutnant Heinz Schäffer, que mandaría el buque hasta el 17 de agosto de 1945.

Oberleutnant Heinz Schaeffer. La vida operativa del U-977 comenzó el 6 de mayo de 1943, participando hasta el 30 de septiembre del mismo año del necesario entrenamiento, formando parte de la 5ª Flotilla. Desde el 1 de octubre de 1943 hasta el 28 de febrero de 1945 actuaría como Buque Escuela, integrado en la 21ª Flotilla, y desde el 1 de marzo hasta el 8 de mayo de 1945, lo haría encuadrado en la 31ª Flotilla de entrenamiento. El 2 de mayo de 1945, el submarino dejaba el puerto de Kristiansand, en Noruega, para realizar un patrullaje de combate en el canal inglés.
Consumada la rendición de Alemania seis días más tarde, los tripulantes del U-977 analizaron su futuro y la mayoría decidieron realizar un desesperado viaje con destino a Argentina. El 10 de mayo, el submarino alemán dejaba en aguas de Noruega, cerca de Holsenöy, a bordo de un bote, a 18 hombres que tomaron la decisión de no realizar el viaje y abandonar la nave. Al llegar a la costa todos ellos fueron hechos prisioneros por las tropas inglesas.

U-977. Foto U-boat Archive.  De esta manera el U-977 comenzaba su navegación hacia el cono sur americano, travesía que les ocuparía hasta el 17 de agosto, un total de 108 días en la mar.
El viaje era extremadamente difícil y duro, suponiendo un constante desafío para los nervios y para la capacidad de liderazgo del joven comandante. Debido a una avería el U-Boote hubo de hacer escala en Cabo Verde, y tras solucionar el problema, continuó navegando hacia el sur, ahora en superficie, propulsado por el motor diesel. Cruzó el ecuador el 23 de julio y las 9 de la mañana del 17 de Agosto de 1945, el submarino U-977 emerge a 8 millas de la costa de Mar del Plata, en las proximidades de un grupo de naves de la Armada Argentina que retornaban a puerto. Eran los rastreadores ARA "Seguí" y ARA "Py" y el submarino ARA "Salta".
Nuevamente, por medio de señales luminosas, la nave alemana se identifica y su comandante, Capitán de Fragata Heinz Schaffer acepta ser abordado por una reducida dotación de presa al mando del Teniente de Fragata Rodolfo Sáenz Valiente. Escoltado por las naves argentinas, el U-977 ingresa a la Base Naval de Mar del Plata a las 11 de la mañana.

13/11/1946, ensayos de torpedos con el U-977.  El submarino germano de la classe VIIC había zarpado de su país el 26 de Abril, reaprovisionado en Dinamarca el 2 de Mayo y se dirigía a su área de patrulla frente al puerto de Southampton. La orden de rendición sorprendió a los tripulantes rumbo a la zona de patrulla, por tal motivo, Schaffer reunió a la tripulación y los sometió a la decisión de entregarse o dirigirse a la Argentina.Sólo los 16 tripulantes casados decidieron retornar con sus familias y en riesgosa maniobra fueron desembarcados en Noruega (ver traduccion de P.Zidek de esta parte del libro). Los 32 restantes emprenderían un raid sin antecedentes dentro de la historia de los submarinos.El U-977 permaneció sumergido 66 días (posible récord de días en inmersión para un submarino convencional hasta nuestros días) cargando baterías y ventilando el interior mediante el snorkel. Es difícil imaginar las penurias físicas y psíquicas de un grupo de hombres encerrados por tanto tiempo, en un reducido espacio y sin poder ver el cielo. Mucho le costó también a su joven comandante (25 años) mantener la disciplina y el orden.Una vez alejados de la zona de peligro, Schaffer ordenó emerger, aunque de noche. Frente a las costas de Brasil se enteraron de la rendición del U-530, lo que se convirtió en estímulo para el viaje a Mar del Plata.Al descender de la nave, Schaffer pidió "tres hurras por el fiel camarada de acero". El 18 se firmó el acta de rendición y se designó como comandante al teniente de Navío Daniel Victorica. Luego de revisada la documentación y despojada la tripulación de toda pertenencia personal, los marinos del U-977 fueron trasladados esa noche a las 21,30 hacia Buenos Aires. Llegados a la misma fueron llevados a la isla Martín García. Nuevos interrogatorios y un posterior traslado a los EEUU y a Inglaterra marcaron el fin del viaje de los marinos del U-977, pero no de sus penurias. Les fueron efectuados más interrogatorios individuales por expertos y nada aportaron sobre los jerarcas del III Reich.

Cuando Schaffer recuperó su libertad retornó a la Argentina y se casó con una hija de alemanes. Schaffer vivió muchos años en Argentina, finalmente viejo y enfermo retornó a Alemania donde falleció.

Fuente y agradecimiento: HISTARMAR, publicado por el Sr Carlos Mey-
U-Boat.net.
U-boat archive.



No hay comentarios:

Publicar un comentario